Guía de Financiación:

Cómo optimizar tu flujo de caja durante una crisis de liquidez

El Coronavirus, conocido como Covid-19, ha llegado por sorpresa en este 2020. Categorizado por los expertos como el “Cisne negro” de 2020, es decir, un evento que nadie esperaba y con grandes consecuencias negativas para la economía global.

Para la mayoría de empresas la prioridad ahora mismo está enfocada a proteger a sus empleados y empezar a ver qué impacto puede tener en su negocio a la vez que intentan solucionar los efectos que el Covid-19 puede haber tenido en su cadena de suministro, especialmente para empresas que dependen de suministros que provienen de China. El impacto real de esta pandemia aún es imposible de prever, puesto que los expertos han afirmado en más de una ocasión que nos encontramos en una fase inicial de la crisis, sobre todo en Europa.

Uno de los puntos que creemos que va a ser determinante para las empresas españolas es cómo gestionan su tesorería de aquí en adelante. La afectación a la cadena de suministro tiene un efecto directo en el flujo de caja y por este motivo las empresas deben tomar medidas específicas al respecto para paliar sus efectos negativos. En este informe realizamos una serie de recomendaciones a empresas para que puedan tomar acciones concretas para minimizar los daños que pueden sufrir por problemas derivados del flujo de caja.